Seleccionar página

¡Delegar donde soy más fuerte!

Crecer y delegar, es una situación en que muchos líderes empresariales se encuentran a menudo.

Por un lado, existe el deseo fuerte de hacer crecer su empresa, por motivos de retorno sobre la inversión, fuerza en el mercado y reto intelectual.

Pero, por otro lado, necesitamos crear en tiempo, estructuras en nuestro proyecto que nos permitan soportar dicho crecimiento.

Muchas técnicas hay para eso y de eso no trata este texto. A mí me importa por donde debo empezar ese proceso de delegación. ¿En qué áreas? ¿Marketing y Ventas? ¿Finanzas y Administración? ¿Producción?

Mi experiencia con miles de empresarios en múltiples países me ha demostrado que casi todos caemos en la tentación de delegar primero donde nuestras habilidades no son tan fuertes o no disfrutamos tanto. Así, un ex-vendedor delegará todas sus otras funciones que no las de la venta dejando para último ese rincón de fuerza. Lo mismo he comprobado que lo hacen ex-contables con temas financieros o un técnico (p. Ej, diseñador gráfico) con su área de producción.

A mi me gustaría compartir mi fuerte creencia que es necesario empezar por delegar donde somos más fuertes si de verdad queremos crecer. De esta manera tendremos tiempo verdadero para crear algo más allá de nosotros. Actuaremos como mentores expertos en nuestra área de elección para aprendices, mientras nos queda tiempo para asegurar que la empresa se desarrolla equilibradamente.

Al dejar para último nuestra zona de confort primitiva, llegaremos agotados con una empresa desequilibrada. Seremos como un equipo deportivo que tiene un jugador estrella pero que nunca ha dedicado tiempo al desarrollo de los otros jugadores. Cada vez dependerá más de su crac y nunca tendrá un equipo que pueda ayudar a su desarrollo.

No hay texto alternativo para esta imagen

 

Por eso sugiero que empecemos por delegar donde somos más fuertes. Eso nos llevará más lejos y ¡disfrutaremos más del viaje a largo plazo!

𝙏𝙞𝙖𝙜𝙤 𝙃𝙚𝙣𝙧𝙞𝙦𝙪𝙚𝙨 𝘿𝙖 𝘾𝙪𝙣𝙝𝙖

Pin It on Pinterest